Cachando a la azafata del casino.

Me fui a un casino de la Av. Tomas Marsano y termine ganando un buen billete. Como me vio platudo, una de las azafatas se me pego toda la noche y al final terminamos en un telo de por ahí cerca. La puse en perrito a la muy bandida y toda la noche le di pinga hasta que me quede sin una sola gota de semen. La puta me pedía más y más