Cachando con la profesora de mi hijo.

Sabia que la profesora se moría por mi, así que un día me quede con ella para ayudarle con las tareas de sus alumnitos, espere que sea de noche para quedarnos solos, coloque una cámara oculta y grabe toda la acción, cachando a la profesora de mi hijo una blanquita de concha rosada y bien caliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.