Cogiendo en el camarote de mi hermana a esta linda zorra.

Esta bella jovencita de Magdalena invitó a su enamorado a almorzar a su casa. Grande fue su sorpresa al ver que no había nadie en casa y que no habían preparado el almuerzo. En compensación por el desplante, la nena decidió darle de comer su vagina a su flaco. Como ambos estaban muy calientes, decidieron ponerse a coger en el camarote de su hermano y ya cuando ella estaba mojada se puso a cabalgar como una perra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.