Culona de la molina se mueve rico.

Los culos me vuelve loco y por eso cuando conocía a esta nalgona no dude en seducirla. Estuve atrás de ella por varias semanas hasta que mi recompensa llegó hace unos días y pude llevarla a un telo. Me volví loco acariciando sus nalgas pero lo mejor vino cuando pude probar su conchita y gozar de un rico polvo con ella. Y es que esta culona si que sabía cabalgar.