Dandole duro a mi flaca despues del cine.

Mi flaquita me convenció para ir al cine a ver una cinta bien aburrida. Como recompensa, cuando volvimos a casa ella me puso a gozar con un polvo de aquellos. De arranque se quitó el pantalón para que pueda disfrutar de su rica conchita. Yo me la empecé a coger en perrito y sus gemidos me arrechaban tanto que no pare de clavarla hasta que le di mi leche.