Despues de una pichanga una rica cachada.

Me fui a jugar una pichanga con mis amigos y cuando regrese a casa me iba a meter un duchazo pero mi hembrita estaba cachonda y de arranque me hizo una rica mamada de pichula. No le importó que estaba sudada, ella solo quería que la clave. Yo le hice caso y la penetre, ella se puso encima y me cabalgó rico hasta dejarme totalmente seco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.