Emborracho a mi cuñadita para tirarmela

Era el cumple de mi cuñadita quien tiene apenas 18 añitos, al cual por suerte no asistio mi flaca (su hermana), lo celebramos en un local en el cual la pendeja chupo como pagada, no lo dude y aproveche la situacion, ya que hace tiempo que le tenia un hambre a ese cuerpito virginal… la acompañe en el taxi a dejarla a su casa, como no podia ni pararse practicamente, la tuve que llevar alzada hasta su camita, en donde di rienda suelta a mis deseos carnales, tuve la suerte que esta cachera se dejo llevar y me correspondio para todo. Nunca olvidare esta noche…