Puta del milagro – trujillo

Me fui a Trujillo por motivo de trabajo y como estaba aburrido decidí ir a un chongo llamado el milagro. Ahí quedé prendado de esta culona de grandes tetas. Como estaba bien arrecho pague capricho y me la lleve a mi cuarto de hotel para clavarla toda la noche. La puse en perrito y la flaquita gemía como toda una zorra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.