Una buena orgia casera.

Esta nena se fue a tomar unos piscos con dos amigos y como estaba tan empilada se fue a un hotel a seguirla. Pero una vez en la habitación, lo único que iba a chupar era un par de vergas. Y es que los pendejos aprovecharon que estaba borracha para convencerla a hacer un trío. Ella aceptó coger con ambos y no paraba de gritar de tanto placer cuando se la follaban y le daban bien duro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.