Una gatita salvaje.

Mi novia se esta preparando para Halloween y decidió sorprenderme con un sexy disfraz de gatita. Verla con ese traje me puso bien arrecho y no perdí el tiempo para quitarle el calzoncito y ponerme a cachar con ella. Pero antes de todo, ella me demostró lo rico que la chupa haciendome un buen sexo oral. ¡Bandida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.